OSTEOPATIA CARDIOVASCULAR

Este centro está especializado en el tratamiento osteopático de pacientes con síndrome coronario. En un reciente estudio encabezado y realizado por Luis Martos Osteópata D.O en la sección de rehabilitación cardiaca del hospital civil de Málaga, se ha demostrado la importancia de la estimulación vagal osteopática en pacientes con síndrome coronario y arterioesclerosis.

El protocolo de tratamiento cuenta con sesiones individuales de 40 min, cada dos semanas durante un tiempo de 8 meses, seguidas de sesiones de mantenimiento. La neuroestimulación vagal conseguida a nivel osteopático supone un arsenal terapéutico muy valioso en la prevención secundaria del de los factores de riesgo vascular en pacientes con síndrome coronario agudo, conseguimos normalizar la Tensión arterial TA y disminuir el doble producto DP, es decir a igualdad de esfuerzos los pacientes requieren una menor demanda miocárdica de oxígeno.

La osteopatía cardíaca es sin duda un tratamiento muy valioso para los pacientes que sufren de afecciones cardíacas especialmente el síndrome coronario

Kinesiotaping

El Vendaje Neuromuscular o kinesiotaping es una técnica de vendaje dirigida en sus inicios a los deportistas de elite, y que hoy se ha hecho extensiva al público en general.

Es un método de vendaje muy efectivo, que logra reeducar el sistema neuromuscular y propioceptivo, mejorar la postura del paciente gracias a la información sensorio motriz que le aporta, facilitar el drenaje linfático, reducir el dolor, y acelerar el proceso de reparación de la lesión permitiendo en todo momento el movimiento y facilitando la circulación y su consiguiente aporte de nutrientes.

Es una técnica basada en el proceso de auto curación del cuerpo en lesiones deportivas y cotidianas (dolor de espalda, tendinitis, cicatrices...) que potencia los resultados obtenidos tras el tratamiento osteopático.

Fibrólisis Diacutánea

La fibrólisis diacutánea es el método propio de la fisioterapia para el tratamiento de las algias mecánicas del aparato locomotor por la destrucción de adherencias y corpúsculos irritativos inter-aponeuróicos o mio-aponeuróticos mediante unos "ganchos" aplicados sobre la piel.

El iniciador del método fue Kurt Ekman, fisioterapeuta sueco que colaboró en el servicio londinense de James Cyriax en los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, como una evolución de su masaje transverso profundo.

Ekman se dio cuenta de que con la mera fricción digital, muchas veces no se llegaba en profundidad y precisión a tratar determinados planos tisulares del cuerpo humano, lo que le llevó a la creación de un determinado material que se ajustase más a las necesidades que le exigía la clínica.

Actualmente la técnica se realiza con unos ganchos ("crochet") que actualmente se fabrican de acero inoxidable, aunque en sus comienzos se experimentó con instrumentales de hueso, latón o madera. Cada gancho presenta una curvatura diferente que permite alcanzar los múltiples relieves anatómicos que se interponen entre la piel y la estructura a ganchear.

Los efectos del Crochetage son:

Mecánicos: deshacer adherencias fibrosas y/o corpúsculos fibrosos producidos por depósitos úricos o cálcicos que se localizan preferentemente allí donde existen estancamientos venosos o periarticulares. La finalidad de su fibrólisis ("rotura") es permitir al aumento del movimiento de los distintos planos tisulares.

Circulatorios: mediante liberación de histamina.

Reflejo: por inhibición de puntos reflejos (Knapp, Jones...)

Indicaciones:

Tratamiento de adherencias consecutivas a un traumatismo o a una intervención quirúrgica.

Tratamiento de las algias inflamatorias o no, del aparato locomotor: miositis, tendinitis, lumbalgias, pubalgias, tortícolis, fascitis plantar...

Tratamiento de neuralgias consecutivas a una irratación mecánica de los nervios periféricos: occipitalgia de Arnold, ciatalgia, neuralgia cérvico braquial e intercostal...

Tratamiento de los síndromes tróficos de los miembro: algoneurodistrofia, túnel carpiano, síndromes compartimentales...

Si bien el método de Ekman empezó como una evolución puramente mecánica y local del masaje de Cyriax, hoy en día sus discípulos lo han desarrollado hasta hacer de la fibrólisis no tanto un concepto puramente terapéutico sino también de diagnóstico, al estudiar científicamente y en profundidad la relación de las fascias y el equilibrio muscular agonista-antagonista, así como su relación con la movilidad de las articulaciones y el sistema propioceptivo (sistema nervioso).

En base a estos hallazgos, se han desarrollado varios circuitos o rutas específicas de gancheo sobre los distintos segmentos corporales en función de una valoración y diagnóstico tisular del enfermo. La fibrólisis diacutánea es hoy pues, un concepto de tratamiento no sólo local, sino también de tipo global.

Las dos principales escuelas de Fibrólisis Diacutánea la han desarrollado los dos discípulos de Ekman, a quienes en la hora de su muerte, encomendó la difusión de su técnica en todo el mundo: Pierre Duby y Jean Burnotte, fisioterapeutas de la Universidad Libre de Bruselas. Si bien su formación inicial es la misma, ambos han desarrollado visiones diferentes, siendo más analítica la del primero y más global la de Burnotte con su concepto de Crochetage Fascio-Mio-Neural.

Actualmente se están desarrollando varias líneas de investigación científica que pretenden evidenciar el método para su inclusión estándar en las rutinas y guías de práctica clínica de fisioterapia. La reputación del método se debe sobre todo al éxito en los tratamientos de occipitalgias, epicondilitis y tendinitis rebeldes del tendón de Aquiles.

La fibrólisis diacutánea es un método propio de la fisioterapia y debe ser realizada por un fisioterapeuta formado específicamente en la materia para garantizar la eficacia del tratamiento.Obtenido de: Wikipedia: Fibrólisis Diacutánea.

Tratamiento con OSTEOPATIA para Hernias Discales Lumbalgias- Ciáticas y Cervicalgias.

Este centro osteopático está especializado en el tratamiento de Hernias Discales. Por eso cuenta con los medios más eficientes para tratar esta patología a través de maniobras osteopáticas y el uso de la camilla LEANDER 900 Z Series importada de EEUU, camilla específica para el tratamiento de Hernias Lumbares.

La osteopatía es sin duda el mejor de los tratamientos conservadores para las hernias discales. Mediante manipulaciones vertebrales, tratamiento de los tejidos blandos, tratamiento postural y técnicas más específicas como la Flexión-Distracción (camilla LEANDER 900Z), se consiguen muy buenos resultados, llegando a evitar tratamientos más agresivos y cirugías, según el tipo de hernia discal. Hay que recordar que existe entre un 10-20 % de hernias discales que son extruidas y/o migradas y requieren neurocirugía. El Diagnóstico del tipo de Hernia, su localización y orientación marcarán el protocolo de tratamiento osteopático.

Frecuencia de los tratamientos

Hay casos en el que desde la primera sesión ya notan mejoría, sobre todo en lumbalgias y protusiones. La media para disminuir el dolor, ganar movilidad y estabilizar la hernia es de 5 a 7 sesiones. La frecuencia de tratamiento sería: 3 ó 4 sesiones una por semana y 3 ó 4 sesiones una cada dos semanas. Más adelante y una vez estabilizada, se harían sesiones de control con camilla de flexión-distracción.

copyright de FRANÇOIS RICARD OSTEOPATA director de ESCUELA DE OSTEOPATIA DE MADRID

Luis Martos Vega. Osteopata MRO CO 692103 Mapfre miembro de R.O.E. (Registro Osteópatas España) Fisioterapeuta colegiado 29-1128 Certificado en Osteopatía por la escuela de Osteopatía de Madrid 2007. Pasaje San Fernando 5 1-C ESC DCHA Teléfono: 952 317 058.